Ruta de 9 días por Croacia – Dubrovnik y Mljet

¿Pensando en visitar Croacia? ¿No sabes qué islas visitar o por dónde empezar? Yo estaba igual hace justo un año y gracias a los consejos que encontré por internet pude organizar un viaje a nuestro gusto. Si quieres saber más, ¡quédate conmigo!

Croacia es un país espectacular. Aquí encontraréis una ruta en coche de un total de 9 días repartidos de la siguiente forma:

  • DÍA 1: DE BARCELONA A DUBROVNIK
  • DÍA 2: DUBROVNIK Y PLAYA CERCANA
  • DÍA 3: DE DUBROVNIK A MLJET
  • DÍA 4: MLJET
  • DÍA 5: MLJET
  • DÍA 6: DE MLJET A HVAR
  • DÍA 7: HVAR
  • DÍA 8: HVAR
  • DÍA 9: DE HVAR A SPLIT
mapa ruta croacia
Ruta completa desde Dubrovnik hasta Split

La idea era hacer un road trip, siguiendo una ruta lineal empezando en Dubrovnik y terminando en Split, pasando por un par de sus preciosas islas. Un total de 9 días y 8 noches en las que nos alojamos en 3 sitios distintos.

Tras leer mucho sobre la gran cantidad de islas que visitar, me quedé con dos bien distintas; Mljet (poco turística, tranquila y con un parque Nacional) y Hvar (turística, con ambiente y algo más cara).

En este post encontraréis la ruta de los días 1 al 3. Para leer la segunda parte del viaje podéis visitar el post Islas de Croacia: Mljet y Hvar.

DÍA 1 – DE BARCELONA A DUBROVNIK

Nos despertamos a las 4 a.m. para ir al aeropuerto de El Prat y volamos hasta el aeropuerto de Dubrovnik con Norwegian airlines (la vuelta fue con Vueling).

Llegamos a la ciudad de Dubrovnik tras alquilar nuestro Toyota en el aeropuerto. Por cierto, en Croacia ¡es obligatorio llevar las luces del coche siempre encendidas!

Las dos noches que estuvimos en la ciudad, nos alojamos en un pequeño apartamento a 15 minutos andando del centro. Lo alquilamos a través de la plataforma Airbnb y todo perfecto. Las vistas desde el patio eran espectaculares. Veíamos toda la Old Town con sus murallas, el puerto… Así que ya os podéis imaginar donde desayunamos esos dos días! Además, el sitio era muy tranquilo.

Al mediodía visitamos las murallas que rodean la Old Town. El calor que hacía ese día era más que considerable, pero las vistas que hay desde arriba del todo es algo que no os podéis perder (¡y menos si sois fans de The Game of Thrones!).

fr3
Terraza con vistas a la Old town
fr19
Fuerte de Lovrijenac desde la muralla

Por la tarde nos refrescamos en la playa de Banje, en el centro de la ciudad. Banje beach es una playa de piedras, no muy grande, con Dj en directo y familias pasando un rato agradable.

Para los amantes de las playas de arena fina es importante saber que en Croacia la mayoría de playas son de piedras, aunque se pueden encontrar algunas playas de arena. Así pues, ¡considerad llevar unas cangrejeras para protegeros los pies!

Después de una ducha, nos arreglamos y fuimos en busca de un sitio bonito donde cenar. Paseando por el centro encontramos Azur, un restaurante con toque asiático y platos picantes que nos gustó mucho. Aunque no teníamos reserva nos hicieron un hueco en una mesa alta de la terraza. Recomiendo reservar por internet si tenéis claro que queréis ir, ya que me dió la sensación que tuvimos mucha suerte al conseguir mesa.

Ya para terminar, nos tomamos una copa en la terraza de el Troubadour Jazz Cafe, un bar precioso con música en directo.

DÍA 2 – DÍA DE PLAYA A LAS AFUERAS DE DUBROVNIK

Conducimos durante 30 minutos hacia el norte hasta llegar a una playa de agua verde azul cristalino llamada Veliki žal. No había prácticamente nadie y las pocas familias que fueron llegando eran locales. Comimos en el chiringuito de la misma playa y volvimos al apartamento a descansar.

fr15
Veliki žal playa

Por la noche cenamos en una pizzería del centro, donde nos atendió una camarera en español muy simpática.

DÍA 3 – VIAJAMOS A MLJET, ¡LA ISLA SALVAJE!

Conducimos hasta Prapatno (a 1 hora en coche desde Dubrovnik) y cogimos un ferry de la línea Jadrolinija hasta Sobra (pueblo de Mljet).

Os aconsejo que consultéis las rutas en la web Jadrolonija, de manera que podáis averiguar en qué ferris se puede cargar el coche y en los que no. Al organizar el viaje me encontré varias veces que la ruta que quería realizar era imposible teniendo coche, así que tuve que ir adaptándola a las rutas y horarios de la compañía de ferris.

Como llegamos antes que el ferry aprovechamos para bañarnos en una playa que había cerca, justo enfrente de un camping. ¡Ah! ¡Esa playa sí que era de arena fina! Desde allí pudimos ver la llegada del barco. Salimos corriendo del agua y nos metimos en el coche para ir a embarcar (aquí viene uno de esos momentos bonitos aunque estresantes. Que si llegamos, que si no, que si no vamos a caber en este barco…). Afortunadamente pudimos coger ese ferry.

fr20
Playa de arena en Prapatno

Llegamos a Mljet y nos sentimos eufóricos de felicidad. Estábamos rodeados de naturaleza, emocionados y ansiosos por empezar a descubrir la isla. Ese lugar te invita a no seguir ningún horario, simplemente a vivir y disfrutar de cada rincón.

Mljet es una isla con una gran diversidad y contraste. El 75% de su superfície está cubierta de bosque y de hecho, a día de hoy, se considera el bosque mejor conservado de todo el Adriático. ¡Una gozada para los amantes de la naturaleza!

Su atracción principal es su parque Nacional con sus dos lagos de agua salada; el Malo Jezero (lago pequeño) y el Veliko Jezero (lago grande). Estos lagos están conectados con el mar por dos canales. Es importante saber que para disfrutar del Parque Nacional de Mljet es necesario comprar entrada en las taquillas que se encuentran en Polače (80 HRK = 10.74€ aprox.). Nosotros las compramos, aunque en ningún momento nos las pidieron. En el parque tienes la opción de alquilar bicis, kayaks o hacer senderismo.

fr8
Canal que une los dos lagos
fr12
La parte salvaje de Mljet

En Mljet no encontraréis ningún complejo hotelero, sino pequeños negocios familiares o apartamentos. Nosotros estuvimos en un pueblo llamado Kozarica, en Villa Radulj.

Por cierto, nuestro Tom tom se volvió loco en la isla. Cuando queríamos ir a un extremo de la isla, nos enviaba al lado opuesto, así que prescindimos de él durante esos tres días.

Llegamos al mediodía a nuestro alojamiento, después de quedarnos atascados en un camino de piedras por un camión travesado en sentido contrario.  Fue un momento muy cómico ya que había varios coches parados y se nos acercó un hombre para explicarnos en croata las maniobras que debíamos hacer para salir de aquel percal, a lo que nosotros asentimos con la cabeza como si le hubiéramos entendido a la perfección. ¡Lo mejor de todo es que luego nos dimos cuenta que podríamos haber ido por la carretera principal y no por el camino estrecho de piedras!

Al llegar a nuestro alojamiento, El señor Radulj (así le llamamos) nos invitó a un vino de cosecha propia y nos explicó lo que podíamos hacer en la isla. ¡No veáis como nos sentó el vino sin haber comido nada! Nos proporcionó todos los folletos necesarios y mapas. ¡Un encanto de persona! Además nos preparó una ensalada, pan y embutido para comer.

fr13
Vistas desde nuestra habitación en Kozarica

Cenamos las tres noches allí mismo, casi por obligación ya que no hay ningún local más alrededor. Podíamos cenar pescado, gambas, siempre acompañados de algo verde y patatas. Vamos, comida sana y abundante para recuperar fuerzas después de todo el día en marcha.

IMG-20160729-WA0016
Cena del señor Radulj

Hasta el último día no tuvimos claro lo que nos costarían estas cenas, ya que no había carta ni precios en ningún sitio. Aun así, no lo preguntamos ya que todo estaba muy rico y tampoco teníamos alternativa. La sorpresa fue buena al ver que nos cobraron un precio muy razonable por los tres días. Así que recomiendo ese lugar sin ninguna duda.

fr5
Pequeño puerto de Kozarica

La primera tarde en Mljet la pasamos en el Malo Jezero (lago pequeño), en el Parque Nacional. Allí buscamos un rincón para nosotros y disfrutamos de un baño agradable.

fr18
Los dos wild planners

¡Hasta aquí la primera entrada de este wild blog! Espero que hayáis disfrutado tanto como lo he hecho yo mientras creaba esto 🙂

¿Quieres saber cómo sigue nuestro viaje? No te pierdas el post Islas de Croacia: Mljet y Hvar, en la que seguiremos en Mljet y viajaremos a Hvar, ¡la Ibiza croata!

Anuncios

2 thoughts on “Ruta de 9 días por Croacia – Dubrovnik y Mljet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s